Ruta por Midtown sur de Manhattan

Hola Molaviajer@s!!! ¿Qué os parece si hoy nos vamos de paseo por un trocito de la zona sur de Midtown Manhattan? Hoy os proponemos una ruta que recorre lugares como Herald Square y el mítico Macy’s, el Flatiron Building, o Union Square. ¿Os apuntáis a hacer esta ruta con nosotros?

¿Dónde se encuentra Midtown Manhattan?

Se puede decir que Midtown Manhattan está comprendido entre las calles 14th y 59th de la Gran Manzana. Vamos, una superficie tan grande que es casi imposible abarcar completamente en un solo día. O desde luego, nada recomendable si no queréis acabar con los pies machacados. 

Por esa razón, para visitar esta parte de la Gran Manzana hemos dividido Midtown Manhattan en varias rutas. Por un lado, tenemos una que transcurre por Midtown East y por otro, también tenemos nuestra ruta por Hudson Yards o la de la High Line. Así que en este post, hemos decidido hacer una ruta andando por la zona este de “Midtown sur”, tocando barrios como Garment District, Flatiron District y Union Square.


¿Cómo llegar al inicio de la ruta?

De no ser que os alojéis por la zona, nuestra manera favorita de llegar a esta parte de Manhattan (y casi a cualquiera) es en metro. Una de las estaciones mejor comunicadas de los alrededores es Herald Square Station, en la que paran las líneas (tanto locales como exprés) naranjas y amarillas. (Si os hacéis un poco de lío con el metro, recordad visitar este post con trucos para no perderse en el metro de Nueva York

Mapa de nuestra ruta por Midtown sur

Lugares tan míticos como el Empire State son visibles casi desde cualquier parte de la isla, aun así, siempre viene bien situarlo en el mapa, ¿no? Os dejamos tanto este edificio como el resto a visitar, en este mapa de la ruta por Midtown sur que os adjuntamos a continuación. 

Ruta andando por Midtown sur Manhattan

 ¿Se os ocurre mejor sitio para comenzar nuestra ruta por Midtown sur, que por las alturas? Pues sí, empezamos fuerte… Y es que aprovechando la poca fila que suele haber a primera hora, nuestra primera propuesta del día consiste en subir a uno de los edificios más altos del mundo. ¿Queréis saber más sobre él? En este post os contamos la historia y algunas de las curiosidades del Empire State Building. Además, va con ilustración chula incluida.

Por otro lado, os dejamos la guía para subir al Empire State sin perder detalle de nada.

La visita al Empire State puede durar todo el tiempo que queráis, ya que no hay límite una vez se está en su interior. De todas maneras, acudiendo a una hora poco transitada, contad con una hora y media aproximadamente entre filas, fotos y vistazo a la tienda. 

¿Qué tal un poco de tiendas?

Tras la visita de este mítico rascacielos, ¿qué tal un paseo por la calle 34th? Es una de las más comerciales de Manhattan, y está repleta de tiendas. Tiene mucho ambiente y dar un paseo por aquí, mola. Entre otras, en el cruce con la 6th ave encontraréis una de las tiendas más grandes de Victoria’s Secret de la Gran Manzana, curiosamente muy cerca de la española Desigual, que suele tener un mural muy identificativo de la marca. Pero si hay una tienda en los alrededores por excelencia, esa es Macy’s.

A grandes rasgos, podemos decir que es uno de los centros comerciales más conocidos de Nueva York, aunque se encuentra también en otras ciudades estadounidenses, como por ejemplo en Las Vegas o San Francisco. En su interior podréis encontrar de todo: accesorios para el hogar, perfumería, joyería y toneladas de ropa, sobre todo de mujer. De hombre también tiene, eh? Pero en menor cantidad. 

Macy’s tiene una historia de lo más curiosa. Tanto, que os hemos preparado un post especial que publicaremos pronto, dedicado solo a Macy’s. Mientras tanto, quedaos con que es protagonista de muchísimos eventos de gran importancia para la ciudad, por ejemplo, del desfile del día de Acción de Gracias. Y si buscáis algo mucho más práctico, que sepáis que los visitantes internacionales tenemos descuentos de hasta el 10% mostrando una identificación válida y este voucher. Dentro, además de muchos artículos que comprar, hay baños y algún lugar en el que tomar algo, como Starbucks o Auntie Anne’s, los de los pretzels. 

¿Nos vamos a visitar el Madison Square Garden, Penn Station o el Hotel Pennsylvania?

Si queréis amortizar el paseo a tope, podéis ir por la 34th hasta la 7th avenida. En cuanto lleguéis, podréis ver ahí al lado el Madison Square Garden junto a Penn Station y en frente, el hotel Pennsylvania

¿Qué os vamos a contar del Madison Square Garden? Pues que es el hogar de los Knicks en NBA, de los Rangers en Hockey hielo y de todo tipo de conciertos, veladas, y eventos molones donde los haya. No queremos ser pesados, pero es que se nos hace imposible resumir en 2 líneas la historia y curiosidades del MSG, como también es conocido, así que os estamos preparando un post sobre el lugar. Mientras tanto, si estáis buscando entradas deportivas baratas, os dejamos el post con la información linkeada. Y si no es momento de partido, que sepáis que con la mayoría de tarjetas de atracciones de Nueva York se puede entrar a visitar el estadio por dentro.

Por su parte, Penn Station es, junto a Grand Central Station, la estación más importante de Manhattan. Allí hay accesos a varios tipos de transporte de la ciudad: al Long Island RailRoad (LIRR), al metro de Nueva York, a los trenes de Amtrack y a los de New Jersey Transit. 

Mientras que hoy en día, Penn Station es una estación con muchos servicios para viajeros pero sin encanto, antaño fue un impresionante edificio, parece que precioso… Dicen que estaba inspirado en el acrópolis, en la basílica de San Pedro, en las termas romanas de Caracalla y hasta incluso en la puerta de Brandemburgo… Pero no sobrevivió al paso del tiempo. Tras atravesar problemas económicos, Pennsylvania Railroad vendió los derechos de la estación al Madison Square Garden. 

¿Qué ocurrió después? Que demolieron el edificio. Para que os hagáis una idea, el New York Times tildó este hecho como un “acto de vandalismo” y esto propició que se creara en Nueva York una comisión por la que tenían que pasar los proyectos de la ciudad que incluían la demolición de algún edificio. En adelante le dedicaremos un post a Penn Station. Por el momento, si queréis ver algo “un poco parecido” a lo que pudo ser esta estación, deberéis acudir al edificio de correos que hay detrás del Madison Square Garden, que fue proyectado por el mismo equipo de arquitectos. Y aunque no lo parezca, el propio Hotel Pennsylvania también fue un proyecto del mismo equipo (os dejamos marcado en el mapa la ubicación del edificio de correos, pero lo sacamos de la ruta para que lo vayáis a ver solo si os apetece).

El Hotel Pennsylvania es uno de los más utilizados por los turistas para pernoctar en Nueva York. Esto se debe a que para la ubicación que tiene, sus precios son “relativamente buenos” (en Manhattan los hoteles son caros, es lo que hay…). Nosotros nos hemos alojado aquí un par de veces y nos ha ido bien, pero lo llamamos el hotel lotería porque igual que tienes una estancia buena, te toca una mala… Y ha habido Molaviajer@s que no les ha gustado nada. Os dejamos nuestra experiencia en el hotel Pennsylvania a continuación:

Hotel Pennsylvania Nueva York. Review

Volviendo hacia la 6th ave por la calle 32nd, tenéis una foto chulísima. Es la del Gimbel’s Bridge, un puente que une dos edificios. Podréis encontrar varios puentes de este tipo en Manhattan, pero este es un poco más especial por su tamaño: es un puente de 3 pisos. Ahora está en desuso, y ni siquiera se puede visitar, pero antes se utilizaba para comunicar dos edificios que pertenecían a Gimbels, un centro comercial que antaño fue competencia de Macy’s y que ya no existe. 

En parte, Gimbel’s Bridge conserva parte de su esencia, ya que uno de los edificios con el que comunica, es el que aloja en la actualidad el Manhattan Mall, un centro comercial pequeñito, que puede pasar incluso desapercibido. Tiene unas cuantas tiendas en su interior y aunque no es la pera limonera como centro comercial, si os pilla un día de lluvia, aquí tenéis un cobijo, baños y lugares en los que descansar o tomar algo al margen del bullicio.

Las iglesias de la quinta avenida

Ahora os invitamos a pasear un poco por la quinta avenida hacia el sur. De camino, veréis un par de iglesias. Por un lado, la Marble Collegiate Church, que sirve a la congregación protestante más antigua de América y que ha acogido bodas de lo más mediático, entre ellas la de Liza Minelli y dos de Trump.  

Por cierto, una curiosidad, en el exterior veréis una estatua en honor a uno de los predicadores que ha tenido esta iglesia. Se trata de Norman Vincent Peale, y suponemos que el toque risueño de la estatua se debe, entre otras cosas, a que fue el autor de “El poder del pensamiento positivo”. Tiene pinta de que lo hacía muy bien en su papel como predicador, ya que consiguió que los asistentes a la iglesia subieran como la espuma. Última curiosidad: ¿Sabíais que entre otras cosas, fue quien casó a la hija pequeña del presidente Nixon con el nieto del expresidente Eisenhower?

Muy cerca de aquí está la Iglesia de la Transfiguración, que presume de ser, desde su creación en 1848, una de las más abiertas a la hora de acoger a fieles independientemente de su condición, color, raza o lo que sea.

Tiene una historia muy curiosa detrás y es que allá por 1870, un actor llamado George Holland murió y su amigo Joseph Jefferson, también actor, intentó hacer un funeral dedicado a George en una iglesia cercana… En ella, al enterarse de que el protagonista del funeral era actor, le dijeron que se buscara otro lugar, que ahí no iba a poder ser. Así que Joseph lo intentó en la “pequeña iglesia de la vuelta de la esquina” o sea, la de la transfiguración. Y sí, no solo lo consiguió sino que dijo aquello de “God Bless the Little church around the corner” y tanto caló su mensaje que se puede ver escrito todavía hoy, en una de las cristaleras de la iglesia.

Museos de la ruta por Midtown sur

Un poquito más al sur de la quinta avenida, cambiando de tercio totalmente, queda el museo del Sexo. Llamativo aunque sea por su nombre o porque tiene la típica tienda que tiene todo museo, pero la encuentras al entrar. El caso es que en la tienda puedes encontrar ¡recuerdos de todo tipo! E incluso con la New York Pass, a día de hoy te puedes llevar un regalito si la presentas.

Eso sí, la entrada no está incluida ni con esta ni con otra tarjeta de atracciones de Nueva York. Dentro tienen exhibiciones especiales, la que tienen en la actualidad cuesta 31$ por adulto y no la hemos visto. ¿Nos contaréis qué tal si la veis? El horario del museo es de 1 del mediodía a 10 de la noche entre los domingos y los jueves. Los viernes, abre de 1 del mediodía a 11 de la noche. Y los sábados está abierto de 12 del mediodía a 12 de la noche. 

Otro museo atípico que queda de camino es el museo de las matemáticas o MoMath. Abre todos los días del año menos en Acción de Gracias y lo hace de 10 de la mañana a 5 de la tarde. (ojo, los primeros miércoles de cada mes cierra a las 14:30). Si las matemáticas os parecen aburridas, quizá en este museo cambiéis de opinión. La entrada de adultos cuesta 18$ y la de peques de menos de entre 2 y 12 años, cuesta 15$. Por ahora no entra en ninguna tarjeta de atracciones de Nueva York. 

Madison Square Park y el Flatiron Building

En un paso estáis en Madison Square Park. No es muy grande, pero puede que os suene, ya que ha salido en un montón de películas localizadas en Nueva York. Por ejemplo, en Soy Leyenda de Will Smith. También es conocido porque fue la primera ubicación del Shake Sack, cuando no soñaba ni siquiera, convertirse en la grandísima cadena de hamburgueserías que es hoy en día. Recordad que es una de nuestras favoritas dentro del ranking de mejores hamburguesas de Nueva York.  Si lo visitáis en verano, es un lugar muy chulo en el que hacer un picnic improvisado, y si acudís en Navidad, podréis verlo con una decoración que suele ser muy chula. Incluso incluimos al Madison Square Park en nuestra lista de los mejores árboles de Navidad de Nueva York.

En los alrededores de Madison Square Park, hay varias cosas características (al menos para nosotros). Nos choca mucho por ejemplo ver un cartel de Porcelanosa en uno de los edificios aledaños. Y nunca nos escapamos de ahí sin hacer una visita a la tienda Lego y al Eataly. 

Lego nunca defrauda y tiene chulos hasta los escaparates, que suele poner murales hechos con piezas de lego como si se tratasen de grafitis.

Por su parte, Eataly es un súper centro comercial de origen italiano, en el que podréis sentaros a comer, comprar comida hecha para llevar o comida sin hacer para cocinar. Por no hablar de los objetos (sobre todo de cocina y menaje, italianos, que molan muchísimo) Lleva precio de Manhattan, y hay peligro de querer llevártelo todo, sobre todo si entras con hambre.  

Además, en la puerta hay un reloj dorado chulísimo en la acera donde se os escapará alguna foto, fijo. 

Llegamos al punto medio de esta ruta andando por Midtown Sur, y nos topamos de frente con uno de los protagonistas de la misma. El Flatiron Building. Es uno de los más fotografiados de la ciudad. Fue el edificio más alto al norte de la 14th de su época, cuando se construyó en 1902, resultado de un proyecto del arquitecto David Burnham.

Su parte más estrecha tiene ¡1,83m de ancho! Y parece que esta esquina es una de las más airosas de Manhattan, tanto que la gente pensó que el edificio se iba a caer con el aire e incluso lo llegaron a llamar “La locura de Burnham”. Lo cierto es que el edificio iba a llamarse Fuller Building, como la compañía de la que era sede, pero se quedó con el nombre de plancha por su forma. Otro de los efectos del aire era que las chicas con falda lo tenían un poco complicado para pasar por ahí sin que aquella prenda se moviera de su sitio… ¡Incluso la policía acudía para evitar la concentración de mirones en la zona!

¡Broadway tiene mucha vida!

Nuestra ruta por Midtown sur continúa bajando al sur por Broadway, que es la típica avenida que va cambiando de ambiente totalmente según vas cambiando de barrio. En el tramo que nos queda por delante, encontraréis varias tiendas, pero destacamos un par. Por un lado, Beecher’s Handmade cheese. Como os imaginaréis por el nombre, es el paraíso de los amantes del queso y con suerte, puede que lleguéis a ver cómo lo están produciendo allí mismo, a través de un cristal. Tienen degustaciones gratis en el interior y también podéis sentaros a tomar un tentempié (con queso, claro). Por cierto, muy cerca de aquí se encuentra el lugar en el que nació en 1858 Theodore Roosevelt, que puede visitarse gratuitamente.

Un poquito más abajo se encuentra Fishs Eddy. Es una tienda de “menaje con mensaje”. Igual podéis encontrar “la taza de vuestros sueños de Nueva York”, con un diseño elegante y diferente de las de las típicas tiendas de recuerdos, que un “zasca” al político estadounidense de turno. Desde luego, si os gustan estas cosas, os dará rabia no tener más hueco en la maleta para poderos llevar unos cuantos productos. 

Unas pocas tiendas de hogar, zapaterías, ropa y cadenas de restaurantes más adelante y llegáis a Union Square. Este pequeño parque siempre tiene mucha vida, sobre todo los lunes, miércoles, viernes y sábado, desde primera hora de la mañana y hasta las 16:00 (o hasta que se acaba el género). Mucha verdura de la zona, productos de panadería, sidra natural, miel, mermeladas… Mmmmm… ¡¡Rico!!

También en Union Square encontraréis a gente vendiendo postales, o cuadros, imanes… en pequeños puestos. Y en Navidad, incluso tiene un mercadillo navideño propio, del que os hablamos en nuestra lista de mercadillos navideños de Nueva York

Si os molan las librerías, en Union Square hay una muy grande en la zona norte de la plaza. Se llama Barnes & Noble, eso sí, los libros están en inglés en su mayoría. Hay apartados de otros idiomas pero son poquitos. Y en la zona sur de la plaza, junto a un almacén tipo outlet llamado Burlington, hay una obra que merece pararse un segundo, porque al menos a nosotros, siempre que la veíamos nos mosqueaba un montón hasta que investigamos de qué se trataba. Se llama “metrónomo” y la historia tiene chicha…

Aunque lo más llamativo es un contador numérico, la obra consta de varias partes, y todas pretenden mostrar el paso del tiempo en todos sus sentidos: desde el punto de vista geológico, astronómico, histórico y real.

Por un lado, a la izquierda hay un contador que muestra el tiempo que ha pasado desde la media noche si lo lees de izquierda a derecha y el tiempo que falta hasta la siguiente media noche si lo lees de derecha a izquierda. Todo ello en horas, minutos, segundos y décimas de segundo. A su derecha, se representa una obra llamada “El vórtice” con 52.000 ladrillos cortados especialmente para hacer el dibujo que veis, un péndulo coronado por una réplica a gran escala de la mano de George Washington y un trozo de roca. Y a la derecha del “Vórtice” una esfera muestra las fases lunares y cambia de posición dos veces al día, así que ¡consideraos afortunados si veis ese cambio! Y a pesar de que creemos que ya no ocurre, hace unos años, salía vapor del extremo superior del péndulo cada mediodía y medianoche. 

Cuando hayáis terminado de admirar la obra, podéis terminar vuestra ruta por Midtown Sur aprovechando que la estación de Union Square está al lado. Pero si os molan los detalles de Nueva York o las tiendas un poco frikis, os recomendamos ir un poquito más al sur por Broadway. Allí encontraréis la tienda Forbbiden Planet (hará las maravillas de los que les gustan los cómics y derivados). Por otro lado, Strand (otra librería súper famosa de Nueva York), que además de libros vende merchandising de la ciudad muy chulo.

Bueno Molaviajer@s, esta ruta por Midtown sur toca a su fin, pero si las piernas todavía aguantan, ¿Por qué no comenzar con nuestra ruta andando por Greenwich Village? Está a un paso y es chulísimo. 

Puntos extra de la ruta por Midtown Sur

Como siempre, os hemos dejado la ruta y los puntos más importantes de Midtown Sur, marcados en el mapa que os enseñábamos más arriba, pero hemos añadido algún punto fuera de ruta por si os interesa. ¿Qué tiene cada uno? Os lo contamos a continuación de norte a sur:

El que más al norte se sitúa es la Morgan Library & Museum, donde no hemos tenido la oportunidad de entrar pero hemos visto fotos de su interior y su parecido con la librería de la película La Bella y la Bestia, es bastante razonable. Contiene la valiosa colección del financiero JP Morgan. Podéis consultar el horario de apertura en esta web y la entrada cuesta 22$ por adulto o 13$ para estudiantes. La buena noticia es que tiene entrada libre los viernes de 7 a 9 de la noche.

Para los apasionados de la moda, podréis desviaros un poquito para ver el FIT: Fashion Institute of Technology. Aquí, se puede estudiar la moda y también ver una muestra de ella en el museo que tiene dedicado a la misma. 

El siguiente punto es la iglesia que se encuentra en la 6th ave, entre las calles 20th y 21th. ¿Discoteca? ¿Tienda? ¿Gimnasio? Poco queda de lo que era, puesto que se ha reconvertido y de qué manera. Es muy curiosa para visitarla y además tiene una pizzería Grimaldi’s ahí mismo. Buena excusa para probarlas, ¿no?

Gramercy Park es otro de los puntos que quedan a mano dentro de nuestra ruta por Midtown sur. Es un parque privado al que solo tienen acceso los hospedados en el hotel Gramercy o los vecinos de la zona, que pagan su correspondiente cuota anual. La única manera de entrar al parque a cotillear, es esperar al día de Nochebuena, cuando abren para cantar villancicos durante el “caroling event”. Quizá si conseguís entrar, podáis ver una estatua de Edwin Booth (actor estadounidense de 1833) en el papel de Hamlet… ¿Y qué tiene de curiosa esta historia? Pues que Edwin Booth fue el hermano de John Wilkes Booth, quien asesinó al presidente Abraham Lincoln en 1865. 

Y si vais a Gramercy Park, por un poquito más, podéis visitar el restaurante Rolf’s, de estilo bávaro. Aunque no es la comida lo que lo hace especial, sino su decoración navideña nivel: “no me caben más cosas”. Ojo, nosotros no hemos llegado a comer aquí porque nos advirtieron de que era caro y no muy bueno. Aún así, creo que en el próximo viaje caerá una cervecita en la barra y una sesión de fotos en este ambiente tan recargado. Por cierto, parece que la decoración navideña dura hasta medio año. No me extraña, ¡tienen que echar unos cuantos días en ponerla y otros tantos en quitarla!

¿Recomendamos hacer esta ruta andando por Midtown sur?

¡¡Por supuesto!! Es una zona muy molona de Manhattan, con mucho ambiente. Además, los puntos de la ruta son súper variados, así que creemos que encajarán para todos los gustos. Contad con un buen rato para hacer la ruta, sobre todo si entráis en los sitios a visitarlos. Perfectamente se os puede ir una mañana o una tarde completas. 

Bueno Molaviajer@s, esperamos que este post con una ruta andando por Midtown sur de Manhattan en Nueva York, os haya gustado. Ya sabéis que si tenéis cualquier duda viajera, estaremos encantados de ayudaros si nos escribís a través del formulario de contacto.