Macy’s, mucho más que un centro comercial en Nueva York

Hola, hola, molaviajer@s!! ¿Cómo estáis? Hoy os traemos un post que no es una ruta andando pero puede que os enganche tanto como a nosotros. Hoy os hablamos un poquito sobre la historia del centro comercial Macy’s. Advertimos: ¡¡es muy chula!!

Será por centros comerciales en Nueva York…

Muchas veces os hemos dado consejos para comprar barato en Nueva York. Os hemos hablado del ya mítico Century 21, y de outlets como Woodbury Common, Jersey Gardens o los últimos en llegar, Empire Outlets. Pero hoy nos quedamos en Manhattan, en un centro comercial que no es un outlet pero a veces tiene buenas ofertas.

Y es que no se puede hablar de moda en Nueva York sin nombrar a Macy’s. Unos grandes almacenes, que, además de por la moda, son mundialmente conocidos, entre otras cosas, por el desfile de Acción de Gracias que se celebra cada año en Manhattan. ¿Vamos con unas pocas curiosidades acerca de Macy’s? 

Macy’s, la empresa de la estrella roja

La historia de Macy’s comienza con Rowland Hussey Macy, su fundador. Cuando tenía 15 años, se hizo marinero y abandonó su hogar. 4 años más tarde, volvió a su casa con 500$ en el bolsillo y una estrella roja tatuada en una mano… ¿Pensabais que el logo de Macy’s era casualidad? 

El caso es que Rowland, inició varios negocios que no proliferaron. Menos mal que su motivación no decayó, porque en 1858, la semilla de Macy’s empezó a germinar en la 6th avenue, junto a la calle 14th. Es curioso a día de hoy poder conocer datos como que el primer día de apertura de la tienda, esta hizo unas ventas por valor de 11.06$, o que llegó a 85.000$ de ventas en un año y que fue de las primeras en invertir en publicidad la friolera de 2.800$ de la época. 

También fue la primera tienda en confiar en una mujer para el puesto de jefa de tienda, o en darle “vidilla” a los escaparates en época navideña. Como no podía ser de otra manera, fue también una de las primeras en tener a Santa Claus dentro de la tienda.  Estaba claro que Rowland ¡tenía visión!

Cuando Macy’s se mudó a la 34th

Era ley de vida… A los años, tras fallecer Rowland, Macy’s cambió de dueños. Nathan e Isidor Straus pasaron de tener alquilada la planta baja para vender cristalerías y porcelanas a hacerse con el control de estos grandes almacenes. 

Ellos fueron los precursores de que Macy’s cambiase de ubicación a la actual en 1902. Lástima que 10 años después, Isidor y su esposa Ida, fallecieran a bordo del Titanic protagonizando una historia conmovedora. Y es que cuando ofrecieron a Isidor subir a un bote salvavidas por su avanzada edad, él no quiso tener trato de favor frente a otros pasajeros, así que cedió su sitio. Cuando su mujer vio lo que ocurría, decidió quedarse con él. Dijo que llevaban tantos años juntos, que así iban a continuar. ¿Por qué trascendió esta historia y no se fue con ellos? Porque parece que su doncella sí que consiguió subir a bordo de un bote y es por ella que se conoce esta historia a día de hoy.

Volviendo a Macy’s… Hoy en día ocupan una manzana completa entre la 34th, la 35th, Broadway y la 7th ave. Aunque, un momento… Completa, completa, no es que esté… Si os fijáis, en la esquina de la 34th con Broadway, actualmente, hay una tienda de gafas de la marca Sunglass, “coronada” con una enorme bolsa de Macy’s. Este es el único trozo de manzana que no está incluido en el edificio principal. Y como os imaginaréis, tiene historia detrás:

Por aquella época, había una compañía llamada Siegel Cooper, que procedía de Chicago y se dedicaba al comercio. El señor Siegel, se propuso abrir en Nueva York unos grandes almacenes de categoría, y a ser posible, que fueran los más grandes del mundo. Y así lo hizo. El edificio en el que estaban ubicados todavía se conserva. Está ocupado ahora mismo por Bed, Bath & Beyond, TJ Max y Marshalls, en el 620 de la 6th ave. A esta zona, por aquel entonces, se le conocía como “Ladies Mile”. Y si os fijáis en la puerta de entrada, arriba veréis un escudo con la S y la C de Siegel Cooper. La verdad es que hemos visto fotos antiguas del interior que muestran que esos grandes almacenes ¡¡eran impresionantes!!

El caso es que Siegel se enteró de que los nuevos dueños de Macy’s, estaban comprando terrenos en lo que es la actual ubicación del centro comercial, pensando en proyectar una tienda enorme que iba a poner en serio peligro el título de “la más grande del mundo” que ostentaba hasta entonces la tienda de Siegel de la 6th ave. 

Así que Siegel se picó y actuó: compró ese trocito de terreno que hoy en día ocupa la tienda de Sunglass, pensando que los Straus se iban a echar atrás… Pero no se acobardaron y empezaron a construir el edificio que hoy en día ocupa Macy’s. 9 plantas que se comieron literalmente a la tienda que había construido Siegel… Así que decidió derribarla y construir un pequeño edificio de 5 pisos que siguió siendo pequeño al lado de la mole de Macy’s… Y es este edificio el que hoy en día queda escondido tras la bolsa gigante de Macy’s que incita a comprar y que disimula completamente este cachito de la historia.

Esta historia está muy bien, pero ¿Mola comprar en Macy’s o no?

Jejeje, que nos liamos a hablar y nos desviamos del turrón… Pues Macy’s es un estilo a El Corte Inglés en España. Productos para todos: zapatos, ropa, cosas de casa, cosmética, joyería, perfumes, relojería… Tiene más plantas que el botánico y no es difícil perderse dentro. De marcas, todas las que podáis imaginaros, prioritariamente americanas.

Pero ¿Y los precios? Bueno, pues fuera de rebajas, los precios son normales, pero cuando viene el Black Friday y ofertas especiales, pues no están mal. Además, para los extranjeros tienen descuentos especiales enseñando una identificación válida y descargando un «voucher» como este que os dejamos por aquí.  

Macy’s, mucho más que una tienda

Macy’s está más que integrado en la vida neoyorquina. Es el primer protagonista el día de Acción de Gracias, con su archiconocido desfile. En él, un montón de globos enormes representando a diferentes personajes, ocupan la calzada de las principales avenidas de Manhattan, desfilando desde el Museo de Historia Natural, hasta el propio Macy’s. Además, se intercalan con carrozas en la que os podréis encontrar, por ejemplo, a Jimmy Fallon, como ocurrió en el desfile de 2019. 

Eso sí, no os preocupéis si vuestra fecha de viaje no coincide con el desfile de acción de gracias. Macy’s organiza eventos durante otras fechas del año, como por ejemplo, el show de flores al llegar la primavera, (en el que podréis disfrutar de un montón de flores en el interior de los almacenes, así como de escaparates especialmente decorados para dar la bienvenida a la primavera), la bienvenida del año nuevo chino en febrero y no digamos cuando llega la Navidad, en la que Papá Noel se hace un hueco muy especial para saludar a todos los peques de la casa. ¿Queréis verlo? Hace un par de años conocimos a Papá Noel con Daniela! 

Cómo conocer a Papá Noel en Nueva York

Bueno Molaviajer@s, esperamos que este post con las curiosidades de Macy’s os haya gustado y ya que estáis por la zona, os recomendamos hacer nuestra ruta por Midtown sur, que mola mil. Ya sabéis dónde encontrarnos, ¿no? Un mail a nuestro formulario de contacto y ahí estaremos para echar una mano. 

¡Molaviajer@s! Mientras tengamos que convivir con la Covid'19, os recomendamos que antes de hacer una visita, echéis un vistazo a la página web oficial del lugar en concreto, ya que los horarios y condiciones de visita, pueden variar. ¡Mucho ánimo y ojalá pronto vuelva todo a la normalidad!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>