Ruta andando por el Greenwich Village en Nueva York

Hola Molaviajeros! Seguimos a tope tratando de acercaros Nueva York tanto como si lo estuvierais caminando junto a nosotros. Hoy nos vamos a hacer una ruta andando por Greenwich Village en Nueva York, uno de los barrios más encantadores de la Gran Manzana. ¿Nos acompañáis?

¿Dónde se encuentra Greenwich Village en Nueva York?

Podríamos decir que Greenwich Village es un gran barrio de Nueva York, delimitado por el Hudson, y las calles 14th, Broadway y Houston. Esto significa que dentro de Greenwich Village, encontraréis también al Meatpacking District, y al West Village. Del primero os hablamos en el post de la ruta andando por la High Line y Meatpacking District. Del West Village, entre el Hudson y la 6th avenida, os vamos a hablar en este mismo post. 

¿Cómo llegar hasta Greenwich Village?

Nuestra manera favorita de llegar a Greenwich Village, como a casi cualquier lugar de Nueva York, es en metro. Para que podáis seguir nuestra ruta por el barrio, la estación que más se aproxima al inicio es la west 4st-Washington sq STA, situada más o menos aquí.  En ella hacen parada las líneas A, C y E azules y las B, D, F y M naranjas. Aunque en esto, ya sabéis lo que siempre os recomendamos, ¿no? Antes de moveros por Manhattan, no cuesta nada que calculéis el trayecto más apropiado en Mapas, Google Maps o cualquier aplicación similar. Como suelen tener datos en tiempo real de las líneas, os avisarán de si hay cortes o interrupciones en el servicio. 

Mapa de nuestra ruta por Greenwich Village

Nada más salir de la estación de metro, ya os entrarán ganas de saltaros todas las rutas e innovar por vuestra cuenta. De momento y por si podéis contener las ganas, os dejamos detallado el mapa de nuestra ruta andando por Greenwich Village a continuación

Nuestra primera parada del barrio fue Washington Sq. Podréis llegar hasta allí por Washington Pl o por Waverly Pl, nosotros fuimos por esta última para ver el Washington Sq. Hotel desde la calle.

¿Y qué tiene de especial este sitio? Pues cotilleos varios. Aquí se han hospedado personas como Ernest Hemingway, Joan Baez, Barbara Streisand o Bob Dylan, dicen que concretamente en la habitación 305. También se cuenta que  la cantante Norah Jones, que en su día trabajó como camarera del restaurante del hotel, un día mostró a sus responsables una de sus maquetas para ver si le daban permiso para tocar allí en directo y ¡se lo dieron! Así que se puede considerar que esa fue una de las primeras actuaciones en vivo de la cantante. 

Washington Square Park

Muy cerquita del hotel se encuentra la entrada noroeste de Washington Square Park, el parque más entrañable de Greenwich Village, con un pasado algo agitado. 

Justo en esta esquina, veréis un olmo centenario, conocido como “El olmo del ahorcado”. Parece chungo, ¿no? Imaginaos de dónde le viene el nombre… Dicen que  aquí colgaban a los traidores durante la revolución americana. ¡Telita!

¿Vamos con un poquito de historia negra del parque? Resulta que allá por el 1800, Washington Square Park fue comprado por la ciudad de Nueva York con la idea de ser un cementerio para aquellos que no tenían recursos. Lo malo fue que fue estrenado antes de lo que se pensaban, por las víctimas de la fiebre amarilla que azotaba Nueva York por aquel entonces. Se cree que más de 20.000 cuerpos continúan allí enterrados. Con razón todavía se hacen visitas a la zona con un tono algo fantasmagórico cuando se acerca Halloween…

Que este pasado tan truculento no os amargue la visita, que hoy en día, Washington Square Park es un lugar ¡de lo más animado! Nuestra siguiente parada fue ante el arco de Washington Square. Si no fuera porque de fondo se ve el espectacular One World, cualquiera diría que hemos aparecido en París, ¿no? Este arco fue inaugurado en 1889, para conmemorar el centenario de la toma de posesión de George Washington. Fue construido por Stanford White, el mismo arquitecto que diseñó el viejo Madison Square Park, o la Penn Station original, que tampoco existe ya. 

Por aquel entonces, el arco estaba hecho de madera ya que iba a ser algo provisional y solo tenía previsto estar en pie durante los festejos. La cosa es que gustó tanto que en 1892 fue sustituido por el de mármol que podemos ver hoy en día. Es más, en 1918 le agregaron las dos estatuas de Washington que lo custodian, en una, vestido como comandante en jefe y en la otra, con el atuendo de presidente. Digamos que buscan representar a George Washington en guerra y a George Washington en paz. 

Veréis una mini puerta en uno de los laterales del arco, que como os estaréis imaginando, lleva hasta lo más alto del mismo, pero, amigos Molaviajer@s, ni se os pase por la cabeza intentarlo, ya que está ¡terminantemente prohibido! 

Por cierto, si vais en navidades, allí encontraréis un tremendo árbol bajo el arco. Lo podéis ver en nuestro top árboles navideños en Nueva York que tenéis que visitar.

Washington square park

Siempre se ha identificado a Washington Square como un lugar de lucha, protesta y reivindicación. Es más, una de las protestas que se realizaron en este parque, fue llevada a la televisión a través de la serie The Marvelous Mrs. Maissel, que estamos viendo estos días en Amazon Prime Video. En esta escena se recreaba el momento en el que más de 300 madres decidieron cortar el tráfico de la plaza en señal de protesta, y es que Robert Moses, (encargado del urbanismo en Nueva York durante 40 años nada menos) decidió que había que construir una carretera que forzosamente tenía que atravesar esta plaza. ¡Menos mal que lo evitaron!

Vecindario de Washington Square en Greenwich Village

Hablando de escenarios de televisión, no perdáis de vista la calle Washington Square N, y las casas tan preciosas que la habitan. En nuestro paseo por la calle vimos que muchas de ellas tienen las banderolas de la New York University NYU, y es que esta es una institución muy presente en el barrio y posee muchas propiedades de la zona. 

Sin embargo, nos llamó más la atención la hilera de casas entre la 5th ave y University Pl. A esta zona se le conoce como The Row, y tiene un conjunto de casas de época, que pertenecen desde 1966 a la National Historic Preservation Society. Solo se pueden hacer obras para mantenerlas conservando su aspecto, pero no tienen permitidas modificaciones de su aspecto. ¿Habéis visto la película de Will Smith “Soy Leyenda”? Entonces quizá os suene el número 11 de esta misma calle, ya que fue un escenario de la peli. 

Bueno, pues justo detrás de The Row, se encuentra Washington Mews, una calle preciosa, con mucho encanto, de la que dicen que es la calle adoquinada más antigua de Nueva York. Y es que lleva aquí desde 1830, cuando se habilitó para albergar establos para las casas de los alrededores. Hoy en día, las propiedades de Washington Mews en Greenwich Village, pertenecen a la Universidad de Nueva York y no hace falta zoom para verlas, sino que si vais con discreción, durante el día podréis caminar por la propia calle con total tranquilidad.

Edificio Brown y el incendio de Triangle Shirtwaist Factory

Caminando por Washington Pl veréis uno de los edificios con historia de Nueva York, el edificio Brown, también conocido como Triangle Shirtwaist Factory.

Aquí, en pleno Greenwich Village, se encontraba una fábrica de ropa muy grande, en la que trabajaban mayoritariamente mujeres, muchas de ellas inmigrantes. Abarcaba los pisos más altos del edificio, el 8, el 9 y el 10 y cuentan que el dueño de la empresa, una vez las empleadas se ponían a trabajar, se marchaba cerrando la puerta con llave tras de sí. Solo cuando la jornada laboral terminaba, volvía al edificio y abría de nuevo la puerta para dejar salir a los empleados. 

El problema vino cuando el 25 de marzo de 1911, una colilla mal apagada, dentro de una papelera llena de recortes de tela, provocó un incendio horrible que terminó con 146 fallecidos. Su única manera de huir, era por la ventana, y el hecho de que las escaleras de los coches de caballos que hacían las veces de camiones de bomberos en la época, solo llegaran al piso 6, fue determinante para tal desastre. 

Este horrible incendio dio lugar a muchas protestas, e incluso originó cambios legislativos en las normas de seguridad y salud laborales e industriales.

Hoy en día, el edificio pertenece a la New York University, como muchos de los que veréis en Greenwich Village.

MacDougal St y alrededores

Nuestra ruta continúa por lugares algo más animados que el anterior, concretamente la calle MacDougal St.

Nos encantó… Es una calle no muy ancha, llena de pequeños locales, algunos de ellos con mucha historia, como el Caffe Reggio, donde paramos a tomar un cafecito. Cuentan que es de un italiano que fue a EE. UU. y abrió esta cafetería, la primera en servir un cappuccino en el país. No sabemos si será cierto o no, pero la cafetera que tiene en el local, es espectacular. No os la enseñamos para que os sorprenda.

Justo al lado del Caffe Reggio, se encuentra el Commedy Cellar. Abrió en 1982 y es un lugar por el que han pasado los mejores humoristas de Nueva York y por el que siguen pasando y actuando cada noche. Seinfield es un ejemplo de ellos. 

Otro de los locales más importantes de la calle es el Café Wha? otro de los más conocidos en la ciudad por el ambiente para salir de noche. Parece que artistas tan reconocidos como Bob Dylan, Jimi Hendrix, Bruce Springsteen, o Lady Gaga han pasado por aquí.

Justo frente a este bar, se encuentra Minetta Tavern, un restaurante con bastante fama y del que todavía tenemos que probar sus famosas hamburguesas para ver si las incluimos en nuestro top 5 hamburguesas de Nueva York o no. 

Y si sois de dulce, Insomnia cookies, justo al lado, es conocida por tener cookies casi a cualquier hora del día, concretamente, ¡hasta las 3 de la madrugada! A ver, vale que no están tan ricas como las de Levain Bakery, pero no se quedan muy atrás. 

Camino del West Village

Si camináis por la calle Minetta, hasta llegar a la 6th ave, veréis el IFC center. Este es el lugar idóneo para ver cine independiente. Abrió en 2005, pero antes se llamaba Waverly theatre. 

Entre otras cosas, es famoso porque fue el primer cine en poner la película Rocky Horror Picture Show, en un formato nuevo. Esto ocurrió porque el productor pidió a los del Waverly que pusieran su película, pero los dueños del teatro, dijeron que la película no iba a valer la pena y que no iban a dejarle proyectarla en el mejor horario del teatro, prime time, puesto que les iba a hacer perder tiempo y dinero. Entonces, el productor les dijo algo así como : “ok, entiendo, ¿Y por qué no reproducirla a horas fuera de prime time, en late night?” Y así fue como accedieron a proyectarla en su cine, a horas intempestivas. ¿El resultado? La película moló y el horario también. Se puede decir que fueron los pioneros de los late nights o los late shows. 

Casi frente al IFC Center, quizá veáis que la gente se agolpa para ver cómo juegan al baloncesto en unas pistas callejeras. Se llaman The Cage y son de lo más molón. Dicen que en los años 90, jugadores de los Knicks se pasaban por esta cancha para jugar con otra gente y ponerse a prueba. Hoy es prácticamente imposible ver eso, pero el nivel sigue siendo tan alto que hay que pedir vez para poder participar en el juego…  Si tenéis la suerte de jugar allí, id prevenidos: las dimensiones de la cancha son menores de lo habitual.

Una vez crucéis la 6th ave, elegid la calle Carmine’s, la del Joe’s pizzería, (bastante rica), para llegar a una de las calles más características del Village: Bleecker Street. 

Bleecker St y alrededores

Llena de restaurantes, de tiendas, de lugares muy del Village, es una de las mejores para tomar algo y dar un paseo entretenido. 

Por allí os toparéis con uno de los locales más molones, el Murray’s cheese. Tienen quesos de casi todos los tipos, tamaños, colores y sabores, así que es el lugar ideal para los amantes del queso. ¡Ah! Y también lo maridan con vino si queréis. Un poquito más adelante, también veréis el Murray’s cheese Bar. ¡Cualquiera de los dos son un buen plan!

Si continuáis por Bleeckeer pero el queso no es lo vuestro, quizá os apetezca mejor un donut. Pero no un donut al uso sino alguno con algo de especial. En ese caso, pasaros por The Doughnut Project, en la calle Morton. En esta tienda de donuts, encontraréis sabores muy originales! ¿Bacon maple? ¿Peanut Butter & Jelly? Aquí encontraréis estos y muchos otros y puede ser buena idea para seguir reponiendo fuerzas antes de continuar nuestra ruta por Greenwich Village como nosotros hicimos.

En Bleecker St no podían faltar pizzerías. Nosotros nos quedamos con John’s Pizzería. En 1929 abrió su local en la calle Sullivan, pero después se mudó a Bleecker y además de todo el mobiliario, también se llevó el horno de carbón que tenía, trasladándolo ladrillo a ladrillo. 

Friends en el Greenwich Village

Si sois seguidores de la serie Friends, sabréis que estaba ambientada en Nueva York, aunque fue grabada en estudios de Los Ángeles, ¿no? Aun así, no podemos evitar pensar que nos vamos a encontrar por aquí paseando a los protagonistas, y es que, como os contábamos en nuestro post de ¿Dónde está la casa de Friends en Nueva York? se sitúa muy cerca de aquí. Pero vamos por orden… ¿Sabíais que la casa de Phoebe Buffay, cantante de la mítica Smelly Cat, se encuentra también por aquí? Os la hemos dejado localizada en el mapa.

De camino a la casa que más fotos acapara de este lado del Village, ¿os habéis fijado en lo estrecha que es la casa 75 ½ de Bedford St? ¡Tan estrecha que ni siquiera ocupa un número entero! Con menos de 3 metros de anchura, también es conocida por tener ilustres habitantes, como Cary Grant y es que resulta que esta casa está tan cerca del teatro Cherry Lane, que se utilizaba para ser ocupada por los actores que representaban sus obras allí.

Otra curiosidad justo antes de llegar a la casa de Friends en el West Village: Fijaos entre los números 10 y 12 de Grove St. ¿Habéis visto que patio más chulo, que parece sacado de cualquier lugar menos de Manhattan?

Y desde ahí vais a ver a gente mirando a la fachada de un edificio… Efectivamente, en la esquina de Bedford y Groove St veréis la famosísima casa de Friends. Os dejamos aquí este video sobre la serie.

Piso de Friends en Nueva York (por fuera y por dentro) Molaviajar

Ahora viene una parada un poco apartada. Es más, no la hemos incluido dentro de la ruta andando del mapa de Greenwich, pero sí veréis marcada la localización del punto por si queréis visitarlo. En el 391 de Christopher St se encuentra uno de los murales que Kobra tiene en Nueva York. Este, homenaje a Star Wars pero con una llamada a La Paz de lo más colorida. Tan chulo como el resto de los del artista.

Continuando con nuestra ruta andando por Greenwich, en nada llegaréis a un Five Guys, que tiene unas hamburguesas muy dignas y lo mejor, un bar clandestino en la parte de arriba. Se llama The Garret y nosotros fuimos un día del fin de semana, así que estaba a rebosar. Vale que la gracia de un bar es que tenga ambiente, pero casi mejor si no vais en hora punta y fin de semana. 

Ruta por los rincones secretos del Greenwich Village

¿Quién de los Molaviajer@s es amante de Bob Dylan? En ese caso, pasaos por la calle Jones de camino a los siguientes puntos de esta ruta por Greenwich Village. Os sonará si tenéis el segundo álbum del cantante, ya que sale en la foto de portada.

Tras Jones St, fuimos directos a Gay St. ¡Qué calle más chula! ¡Nos encantó! Parece que en sus inicios, aquí había establos. Luego la calle se utilizó para uso residencial, y más tarde, en la época de la prohibición, fue punto de reunión de varios bares clandestinos. Hoy es un escenario de foto perfecto.

En nada llegamos a la Jefferson Market Library, que hoy es una extensión de la Biblioteca Pública de Nueva York, pero que ha pasado por otros usos, como palacio de justicia, prisión o mercado. Además de visitar sus salas, el fin de semana Open House (que suele ser a mediados de octubre), se puede subir a la torre, de la que dicen que ofrece unas vistas 360º espectaculares del Greenwich Village y alrededores. Veréis que las fotos a continuación salen de noche porque son de un viaje diferente, pero vale la pena meter estos puntos en la ruta por el Greenwich.

Junto a este edificio se encuentran un par de rincones secretos de la ciudad. Uno de ellos es el Milligan Place, un patio de vecinos del que parece inimaginable pensar que se encuentra a escasos kilómetros de lugares tan locos como Times Square. Eso sí, ojalá fuera más sencillo verlo, pero no… Es un lugar privado, así que tendréis que asomaros con cuidado para ver desde la verja este vecindario. Sí, lo que viene siendo asomar la cabeza para cotillear… Lo sentimos, es lo que hay… 

Vamos con otro “momento cotilleo”, pero esta vez un poco más disimulado. El siguiente punto es Patchin Pl, también privado pero algo más visible. A través de la verja de la calle, podréis ver 10 casas de ladrillo que fueron construidas alrededor de 1848 y que han acogido a numerosos poetas a lo largo del tiempo. No es esta la única curiosidad, sino que dicen la farola del final del callejón, es la única farola de gas del siglo 19 que sigue en pie en las calles de Nueva York. Eso sí, parece que el gas pasó a la historia y en la actualidad se alimenta con electricidad. 

El día del orgullo en Nueva York y Greenwich Village

Nuestra siguiente parada se localiza junto a un bar y un parque, ambos con una historia detrás. 

Allá por los años 60 o 70, en Nueva York (y casi en cualquier parte del mundo), no estaba bien visto todo lo relacionado con lo que hoy conocemos como LGTB. Es más, no es que no estuviera bien visto, sino que estaba perseguido y podías ser arrestado si reconocías abiertamente una condición sexual “diferente de la habitual en aquella época”. 

Dentro de este contexto, el 28 de junio de 1969, tuvieron lugar en el Greenwich Village los disturbios del Stonewall Inn, que cambiaron los derechos de los LGTB para siempre. 

¿Cómo ocurrió? El resumen es que entonces no podían existir bares frecuentados por personas con esta opción sexual, ya que si no, la policía les quitaba la licencia de alcohol. Entonces fue cuando vino la mafia y vio una oportunidad de negocio clara. Abrió los “bottle clubs”, que no requerían este tipo de licencia, pero eran utilizados como bar. Para no tener problemas, parece que la mafia sobornaba a los policías para que no se pasasen por allí a inspeccionar y dicen que les pagaban cantidades desorbitadas…

Para que la historia no cantase mucho, la policía solía ir a inspeccionar cuando no había nadie. Pero el 28 de junio de 1969, fueron de madrugada y pillaron a unas 200 personas que solían frecuentar este pub. Allí se lio la mundial cuando la policía entró a detener a todos y esto ocasionó unas protestas tremendas en el vecindario. Entre dos y tres mil personas organizaron protestas en la placita de Cristopher Square, junto al pub, contra lo que había ocurrido. Esto se alargó incluso durante al menos un par de noches más tarde, y de ahí surgió el movimiento por los derechos de los LGTB.

Por eso esta zona es un importante punto del desfile del orgullo que se realiza en junio y por eso la placita que se sitúa justo al lado, alberga el primer monumento (al menos en USA) a los derechos de los LGTB. Este fue inaugurado por Barack Obama el 24 de junio de 2016.

El final de la ruta por el Greenwich Village llega…

Muy cerca del Stonewall Inn se encuentra un punto del Greenwich Village que suele pasar inadvertido. Se trata del Hess Triangle, en la esquina entre la 7th y Cristopher Street y tendréis que fijaros en el suelo para verlo. 

Para que os ayude a situaros, se encuentra frente a una tienda de cigarros llamada Village Cigars y como os imaginaréis, tiene historia detrás.

Resulta que allá por 1910, la ciudad de Nueva York realizó la expropiación de terrenos y propiedades a varias personas, entre ellos, a la familia Hess, que tenía un edificio de 5 plantas. La familia se negaba a ceder estos edificios. Hizo todo lo posible para evitarlo, pero no pudieron. El caso es que cuando parecía que todo estaba hecho, se dieron cuenta de que legalmente se habían dejado una parte de esta propiedad del Greenwich Village sin incluir en la expropiación. Y como imaginaréis, esa parte se correspondía con la porción de terreno que se puede ver hoy en día en el suelo. 

Por aquel entonces, pidieron a la familia que donase ese terreno, pero su “malestar” por haber perdido el resto de propiedad todavía duraba, ocasionó un NO rotundo y que proclamasen de ese pequeño triángulo, de su única propiedad.  Por eso todavía puede leerse en el interior del triángulo, algo así como “Propiedad del estado Hess, el cual nunca ha estado dedicado a ningún propósito público”. Tras las idas y venidas de este pedazo de suelo de Nueva York, parece ser que hoy en día, pertenece a la tienda de cigarros.

Si todavía os habéis quedado con ganas de más, podréis visitar los exteriores de la localización de la casa de Carrie Bradshaw, el personaje que llevaba a cabo Sarah Jessica Parker en la serie Sexo en Nueva York. Se encuentra en el nº 66 de Perry St pero a los dueños no les gusta tener a gente pululando por la puerta de su casa, así que, mejor con disimulo. Y si sois fans de la actriz o de su marido, llevad los ojos bien abiertos, ya que dicen que en realidad vive en la vecina calle Charles. Los seguidores de la serie que vayan para nota, querrán terminar la ruta por Greenwich Village comiendo un cupcake de red velvet en Magnolia Bakery (y los golosos, también).

Nuestra opinión sobre Greenwich Village

Pues sinceramente, es un barrio que nos encantó. Allí te despides de los rascacielos y te mueves entre casitas bajas y preciosas. Dan ganas de perderse por allí y quedarse a vivir una larga temporada.

Podréis tardar una mañana (o una tarde) en completar esta ruta por Greenwich Village, sobre todo si vais disfrutando, haciendo fotos y aprovechando para tomar algo en alguno de los locales que os encontraréis por el camino. 

El Greenwich Village tiene más rincones para explorar. De algunos de ellos os hablamos también en la guía sobre Nueva York de la que tenéis más información en el post que linkeamos. Además podrás hacer la ruta con los mapas detallados que vienen en la guía.

Bueno Molaviajer@s, esperamos que esta ruta andando por el Greenwich Village de Nueva York os haya gustado tanto como a nosotros. Ya sabéis que si tenéis cualquier duda viajera, podéis contar con nosotros para resolverla, que os contestaremos lo antes posible.  

¡Molaviajer@s! Mientras tengamos que convivir con la Covid'19, os recomendamos que antes de hacer una visita, echéis un vistazo a la página web oficial del lugar en concreto, ya que los horarios y condiciones de visita, pueden variar. ¡Mucho ánimo y ojalá pronto vuelva todo a la normalidad!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>