Ruta andando por el Upper East Side de Manhattan

Hola, hola, Molaviajer@s! Bienvenidos a un nuevo post sobre nuestra ciudad favorita del mundo, ¡Nueva York! Hoy os traemos una ruta andando por el Upper East Side de Manhattan. Uno de los barrios más elegantes de la ciudad, con vecinos de los que no suelen sufrir penas a final de mes y museos reconocidos en el mundo entero. ¿Nos acompañáis?

¿Dónde se encuentra el Upper East Side de Manhattan?

Podéis verlo muy fácil en nuestro mapa de Manhattan por barrios. Para que os hagáis una idea, el Upper East Side de Manhattan queda entre el East River y Central park al este y oeste respectivamente. El sur lo marca la calle 59th, mientras que el norte, lo marca la calle 96th. 

¿Cómo llegar hasta esta zona de Manhattan?

Dependerá de vuestro punto de partida, claro, pero nuestra opción favorita, siempre suele ser el metro. 

Las líneas 4, 5 y 6 verdes, circulan de manera longitudinal a lo largo de Lexington Ave. La Q amarilla llega hasta la calle 96 a lo largo de la 2nd Ave. 

También son importantes en la zona las estaciones de Lexington Ave/63 St, donde para la línea F naranja antes de llegar a Roosevelt Island. También lo es la de Lexington Ave con la calle 59th, la más próxima al teleférico de la misma isla. 

El Upper East Side también tiene buena comunicación por bus, pero no es nuestro transporte favorito al tener que soportar los atascos de la Gran Manzana. Independientemente, ya sabéis que nuestro consejo general es que calculéis vuestra ruta en aplicaciones como Google Maps. Son las más actualizadas y las que informan de incidencias en el tráfico o en los servicios de transporte en tiempo real.   

Mapa de nuestra ruta por Upper East Side

Para que no os perdáis ni un solo detalle de qué visitar en el Upper East Side de Manhattan, aquí tenéis el mapa con la ruta por la zona. 

Avisamos que es un barrio bastante grande y que no suele ser de los más «callejeables». La gente suele ir directo a visitar aquello que le interesa. Como suele decirse, “a tiro hecho”.

Ruta por Upper East Side

Nuestra ruta por el Upper East Side de Manhattan comienza en la esquina sur este de Central Park. Sí, dejamos la visita al parque para otro día, aunque no nos separaremos de él en un buen rato. Junto a esta esquina, os dejamos marcados varios puntos que merece la pena destacar. 

El punto de inicio de nuestra ruta coincide con la ubicación de una de las tiendas más icónicas de Apple. La del cubo de cristal que te conduce a un sótano plagado de la última tecnología. ¿Quién dijo que el subsuelo era oscuro? Quizá el del metro, porque este, nada más lejos de la realidad. 

El cubo de cristal, que fue renovado hace menos de un año, da paso a un ascensor y unas escaleras también transparentes. La tienda está abierta 24h y si entrar os da pereza, podréis cotillear desde los bancos que hay sobre la plaza. ¡Tiene unos tragaluces nada discretos!

Al otro lado de la acera, lo primero que vemos es la fuente Pulitzer. ¿Os resulta familiar? No sería de extrañar, ya que en una de nuestras visitas a Nueva York, nos aseguraron que la fuente que sale en la cabecera de la serie Friends, está inspirada en ella misma. 

Eso sí, no esperéis encontrar la fuente real de la serie, esa se encuentra en Burbank, Los Ángeles. Aunque parece que a los creadores de la serie, les gustaba tanto el Greenwich Village como esta parte de Manhattan, ya que aquí se encuentra otro de los escenarios de la serie Friends. ¿Cuál? El edificio en el que trabajaba (aunque no siempre quedaba claro en qué) Chandler Bing. Lo encontraréis en el mapa como Solow Building, así que ya sabéis, si sois fans de Friends, aquí tenéis dos paradas obligatorias. 

Pero no podemos continuar la ruta por el Upper East Side sin hacer un alto en el Hotel Plaza. Fue construido por el mismo arquitecto que se encargó del Dakota o del Waldorf Astoria, Henry J Hardenbergh, por eso pueden guardar cierto parecido. 

Lo habéis visto en televisión, en películas como El gran Gatsby, Cocodrilo Dundee, Con la muerte en los talones, o Solo en Casa 2, en la que un jovencísimo Macaulay Culkin pregunta a Donald Trump, cómo llegar a la recepción. La aparición como extra en la película del actual presidente de los EE.UU. no es casual. Resulta que por aquella época, él era el dueño del Plaza, así que prestó las instalaciones a cambio de un cameo en la película. Eso sí, cuentan que bajo su dirección, el hotel terminó en bancarrota y tuvo que venderlo a un coste menor del real. 

Cotilleos aparte, os aconsejamos visitar su recepción, preciosa todo el año y especialmente en Navidad. Allí también podréis ver el cuadro de Eloise, un personaje de ficción de numerosos libros infantiles, cuya vida se desarrolla en el Plaza.

Y ya que estamos, echad un vistazo a los bajos del hotel. Se entra por la calle 58th y es un espectáculo gastronómico. No es barato, como tampoco lo es alojarse en el plaza. Si os puede la curiosidad, podéis haceros una idea de cuánto cuesta dormir en el Plaza aquí

Los Beatles, Groucho Marx o Truman Capote, se alojaron aquí en su momento. Y el arquitecto Frank Lloyd Wright, vivió en la suite 223 del hotel mientras se construía el museo que había diseñado para la 5th ave: el Guggenheim. 

De compras y tentempiés por el Upper East Side

¿Quién goza de un buen presupuesto para irse de tiendas de categoría? En ese caso, encontraréis las mejores en Madison Avenue a su paso por el Upper East Side. Pero si buscáis algo un poco más normal o con un presupuesto un poco más realista, podéis ir por la misma calle 59th hacia el este para continuar con nuestra ruta por el barrio. 

Hablábamos antes del lugar de trabajo de uno de los protagonistas de Fiends, y aquí se encuentra otro. Se trata de Bloomingdale’s, los grandes almacenes en los que trabajaba Rachel Green. Ocupan una manzana completa entre la 59th y la 60th y las avenidas 3rd y Lexington. Si os apetece picar algo icónico de la marca, podéis optar por la famosa bolsa marrón.

Y aunque no esté en pleno Upper East Side, os dejamos marcado en el mapa la ubicación de Saks OFF Fifth, una especie de outlet de Saks por si os apetece echar un vistazo. 

Si queréis seguir dando rienda suelta a las compras, pero de un estilo completamente diferente, ¿Por qué no acudir al Dylan’s Candy Bar? Hay varios en Manhattan, y lo que se compra aquí son caramelos de todos los tipos, tamaños y sabores, pero lo que más nos gustó fue la escalera, decorada con chucherías varias. ¡Mola!

Si los dulces no son lo vuestro pero os han abierto el apetito, podéis probar en Serendipity 3.  Es un restaurante muy conocido de Manhattan, entre otras cosas, por salir en la película que lleva su mismo nombre. Chocolate? Cookies? Tartas? Mmmm… Yummy!!

Y aunque no es el objetivo de la visita de hoy, siempre hay que reservar un hueco durante un viaje a Nueva York para subir en el teleférico de la isla Roosevelt. Una de las mejores perspectivas del skyline de Manhattan y a mejor precio. Y si de paso queréis conocer la isla, aquí os dejamos la guía para recorrer Roosevelt Island

teleferico Roosevelt Island

Antes de seguir caminando más al norte en esta ruta por el Upper East Side, si encontrasteis mucha fila en Serendipity 3 pero seguís empeñados en tener un desayuno de película, ¿Por qué no probar en Alice’s Tea Cup? Es uno de los locales que tienen en Manhattan y que te teletransporta a tomar un café “de cuento”. 

Un paseo cultural por el Upper East Side

Pues sí, si algo hay en Upper East Side, son museos y sociedades culturales. Algunos de los clubes privamos más importantes de Manhattan se encuentran aquí, como el Metropolitan, Union, Lotos o Colony. Pero estos, de no ser que seáis socios, hay que conformarse con verlos desde la calle, así que vamos a pasar un poco de ellos y nos centramos en museos y similares, que sí son accesibles al público. 

¿Por cuál empezar? Pues por ejemplo, por la Sociedad de Ilustradores. Ya sabéis que en Molaviajar somos muy pro-ilustraciones, y aquí podéis visitar una colección permanente de ellas que incluye 2.500 obras, más colecciones itinerantes que se van sumando por temporadas, como por ejemplo, la de la historia de la mujer en el cómic. Visitar este museo es posible de martes a sábado. Todos los días abre a las 10 am, menos los sábados, que abre a las 11:00. Por las tardes abre hasta las 5 de la tarde, menos los martes y jueves, que lo hace hasta las 20:00. La entrada cuesta 15$ por adulto, de no ser que acudáis los martes de 5 a 8 de la tarde, en los que se aplica el “pay what you wish” del que os hablamos en el post de museos gratis en Nueva York

Hemos de reconocer que para visitar el Upper East Side nos gusta caminar por la fifth Ave hasta el norte. Es la mejor manera de ir viendo los museos que quedan a la derecha y Central Park a la izqueirda. Pero hay un par de puntos en Pak Avenue que merecen la pena destacar. Así que os los dejamos a continuación y podéis decidir si ir a visitarlos o caminar directamente hacia la milla de los museos.

Al primero de ellos, Park Avenue Armory, llegaréis caminando al norte por la avenida del mismo nombre. Se trata de un antiguo club social que fue creado para el séptimo regimiento militar de infantería del ejército de la unión durante la guerra civil americana. Se les conocía como “silk stocking” y es que muchos de sus miembros eran de la clase alta neoyorquina.

En la actualidad es una especie de cuartel reconvertido, donde se celebran espectáculos y obras especiales. Dentro tiene un salón de entrenamientos impresionante que se usa a día de hoy como sala en la que representar diversas performances. También dispone de habitaciones privadas decoradas por Tiffany y Stanford White entre otros. Todo esto puede visitarse bien pagando una entrada para alguno de los eventos o bien realizando un tour privado con un guía. El precio del Tour es de 15$ y hay que comprar la entrada a través de su página web.

Otro de los puntos que no quedan en la quinta avenida es The Asia Society and Museum, un lugar en el que la cultura asiática se acerca a Estados Unidos. Este fue creado por John D Rockefeller III, que tras viajar a Japón, y quedar este enamorado del lugar, decidió poner en marcha este proyecto. Abre de martes a domingo a las 11 de la mañana y cierra a las 6 de la tarde, excepto los viernes, que está hasta las 9 de la noche. La entrada incluye audio guía y cuesta 7$. Si lo visitáis los viernes de 6 a 9, encontraréis que tiene entrada gratuita. Eso sí, en verano, el museo cierra a las 6 de la tarde, así que se suspende la entrada gratuita. 

En camino a la milla de los museos

Y decimos en camino, porque la milla de los museos realmente comienza a la altura de la calle 82nd, pero antes de llegar a ella ya encontramos varios puntos dignos de visita. 

El primero de ellos es una sinagoga, el templo Emanu-El. Es uno de los templos judíos más importantes de Nueva York. Un edificio impresionante construido en 1929, del que dicen que es la sinagoga más grande del mundo y es que en ella caben hasta 2.500 personas.

¿Os gusta la historia? En ese caso, podréis dar una vuelta frente a Sara Delano Roosevelt Memorial House, donde vivió su hijo Franklin Delano, trigésimo segundo presidente de EE.UU., y que a día de hoy pertenece al Hunter College, de la Universidad de Nueva York.

Si optáis por caminar por la 5th ave, un poquito más al norte, se encuentra The Frick Collection. Fue hogar del magnate Henry Clay Frick y hoy en día también lo es de su colección. Son visibles tanto la mansión como sus obras, que contemplan: cuadros de todo tipo de pintores (incluidos españoles como Goya), sillas, sillones, candelabros, relojes, tapices… Y esto es solo el principio. Los lunes permanece cerrado, y los miércoles dispone de pay what you wish de 14:00 a 18:00. Los domingos abre de 11:00 a 17:00 y el resto de los días, de 10:00 a 18:00. (Los primeros viernes de cada mes, está abierto de 6 de la tarde a 9 de la noche) el precio de la entrada es de 22$ por adulto, aunque esta colección está incluida en varias tarjetas de atracciones de Nueva York

Y nos vamos de la colección Frick al MET Breuer. Aquí, el Metropolitano de Nueva York expone su cara más moderna. Está cerrado los lunes, y el resto de la semana abre de 10:00 a 17:30, menos los viernes y sábados, que abre hasta las 21:00. Tuvieron un pay what you wish hasta hace unos años, libre para todo el mundo, pero actualmente, esta posibilidad solo está admitida para los estudiantes o residentes de NY. Si no os encontráis en esos supuestos, ni tenéis una tarjeta de pases que lo incluya (casi todas) la entrada cuesta 25$, sirve para 3 días consecutivos y da acceso a cualquiera de los 3 museos del MET. 

Un poquito más al norte podéis hacer una visita con aire francés. Dejando a vuestra derecha el Consulado de Francia, podéis llegar hasta otro de los edificios de este consulado, destinado a servicios culturales. Se trata del edificio del 972 de la 5th Ave, donde podréis visitar The Venetian Room y Albertine, una librería con un techo chulísimo, en la que se venden libros prioritariamente en el idioma galo. 

La milla de los museos del Upper East Side

Más o menos coincidiendo con la ubicación del MET y hacia el norte, da comienzo una milla completa repleta de museos. Fijaos si es relevante, que una vez al año se celebra el Museum Mile Festival. Se puso en marcha a finales de los 70 y suele coincidir con el segundo martes de junio. Durante el mismo, se puede ver la quinta avenida dedicada a la promoción del arte y además, durante la tarde, los museos permanecen abiertos de manera gratuita. Eso sí, no esperéis poder visitar todos en una tarde, ¡sería una auténtica locura! ¿Cuáles son los más importantes? ¡Vamos con ellos!

El primero de ellos es el Metropolitan (MET). Se encuentra dentro de Central Park  y en su interior posee una de las colecciones más grandes y variadas del mundo. Sería una atrocidad querer resumir en un párrafo el contenido del MET, de valor incalculable, pero haceros a la idea de que en su interior podéis encontrar desde un templo egipcio, trasladado a Manhattan con el mayor de los cuidados, a muebles, objetos decorativos y por supuesto, obras de los pintores más importantes de todos los tiempos y procedencias. 

Si os gustan este tipo de visitas, reservadle al menos un día completo, y si acudís allí en primavera-verano, no olvidéis preguntar por la exposición vigente en la terraza del museo. Esta suele renovarse, pero lo que permanece siempre son las vistas desde la terraza, el mejor marco de todas las obras que se exponen en el MET. 

El Museo Metropolitano abre todos los días de la semana (salvo festivos especiales) de 10 de la mañana a 5:30 de la tarde, menos los viernes y sábados, que permanece abierto hasta las 9 de la noche. Su entrada esta incluida en la mayoría de tarjetas de atracciones o previo pago de 25$ para adultos. No se admiten «pay what you wish» de no ser que seáis estudiantes de NY y alrededores o bien ciudadanos de Nueva York. 

El siguiente museo de la milla es la Neue Gallerie, una pequeña galería de arte que condensa obras de principios del siglo XX procedentes de Austria y Alemania. Algunos de los autores más importantes que podréis encontrar aquí, (además de exposiciones temporales) son Gustav Klimt, Bauhaus, Otto Dix o Paul Klee. 

No permiten la entrada a menores de 12 años, y los de 12 a 16 años, han de ir acompañados de un adulto. Tampoco permiten la realización de fotografías en muchas partes de la galería e incluso el uso de teléfonos móviles. 

El museo cierra martes y miércoles y el resto de días abre de 11 de la mañana a 6 de la tarde (los primeros viernes de cada mes tiene admisión gratuita de 5 a 8 de la tarde). La entrada cuesta 25$ y disponen de una audio guía gratuita que puedes descargar directamente en tu móvil (ese que solo está permitido en la entrada y en la planta baja del museo)

En un paso llegáis a otro de los museos protagonistas del Upper East Side, el Guggenheim museum. Tiene uno de los edificios más característicos de la milla de los museos. Fue proyectado por el arquitecto Frank Lloyd Wright e inaugurado en 1959 y tras la muerte del mismo. Alberga parte de la colección de Solomon R. Guggenheim, con obras que van desde mediados del siglo XIX a día de hoy. En el museo podréis ver exposiciones tanto temporales como permanentes, que se visitan a la vez que se disfruta del edificio, recorriendo sus plantas como si fuéramos recorriendo una espiral.


El horario del Gugghenheim es el siguiente: Abre todos los días desde las 10 de la mañana, pero cierra a las 8 de la tarde los martes y sábados. El resto de los días, cierra a las 17:30. La entrada cuesta 25$ si no se dispone de pase de atracciones (casi todos lo incluyen). Los sábados, tiene pay what you wish de 17:00 a 20:00 horas. 

A escasos pasos del Gugghenheim se encuentra la National Academy School of Fine Arts, el lugar ideal para ver más de 7.000 trabajos realizados por artistas pertenecientes a la asociación de la academia nacional. Abierto todos los días de la semana, de 11 de la mañana a 6 de la tarde, a excepción de lunes y martes, que abre de 9 de la mañana a 5 de la tarde. La entrada es gratuita. 

Siguiendo más al norte y antes de llegar a la calle 91st, un poquito más arriba de la entrada Engineer’s Gate de Central Park, os toparéis con el Cooper Hewitt Smithsonian Design Museum. Se encuentra dentro de la imponente mansión de Andrew Carnegie e incorpora una característica algo diferente al resto, para algo se dedica al diseño, ¿no? Y es que al entrar, te dan una especie de bolígrafo con el que vas a ir “escaneando” tus experiencias dentro del museo. Este las va guardando para que una vez terminada la visita, al devolverlo en la entrada, te den un cupón con una URL en la que podrás encontrar lo que has ido interactuando a lo largo de la visita al Cooper Hewitt.

El museo abre todos los días de 10:00 a 18:00, menos los martes, que abre hasta las 20:00. La entrada cuesta 12$, menos los martes de 18:00 a 20:00, ya que tienen «pay what you wish». 

Si seguís caminando por la 5th ave al norte, después de la calle 92nd encontraréis el Jewish Museum. Tiene la colección más importante de arte judío del hemisferio oeste, con más de 25.000 piezas que exploran la cultura judía desde sus inicios a hoy. 

El museo cierra los miércoles. El resto de la semana abre de 11:00 a 17:45, menos los jueves, que abre hasta las 20:00 y los viernes, que abre hasta las 16:00. Tened en cuenta que los días de cierre por festivo, siguen el calendario judío, así que además de días como Acción de Gracias, festivos judíos como Yom Kippur o Rosh Hashanah cierran o tienen horarios especiales. Lo mejor es consultarlos en su web. Por el contrario, los sábados y algún que otro festivo judío, tiene entrada gratuita, si no, costaría 18$. ¡Ah! Y en su interior podéis disfrutar de un baggel de Russ & Daughters. ¿Recordáis que os hablamos de ellos en el post de la ruta andando por el Lower East Side?

El Upper East Side llega a su límite por el norte, pero no lo hace la milla de los museos, así que si continuáis al norte, os encontraréis:

  • El Museo de la Ciudad de Nueva York. Dedicado a la historia de la ciudad, abre todos los días, de 10 de la mañana a 6 de la tarde. La entrada sugerida es de 20$, pero está incluido en la mayoría de pases de Nueva York. 
  • El Museo del Barrio, donde se exponen más de 7.000 objetos procedentes de artistas puertorriqueños, mexicanos y latinos en general. Abre de 11:00 a 18:00, de miércoles a sábado, mientras que los domingos abre de 12:00 a 17:00 de la tarde. Dispone de una entrada sugerida de 9$ para adultos y también tiene entrada gratuita con algunos pases. 
  • The Africa Center. El último en llegar a la 5th Ave, dedicado a la cultura del continente africano. Cierra los lunes y su horario de apertura el resto de los días es desde las 8 de la mañana a las 7 de la tarde los martes, miércoles y jueves, de 8 de la mañana a 9 de la noche los viernes, de 9 de la mañana a 9 de la noche los sábados y de 9 de la mañana a las 7 de la tarde los domingos. La entrada es gratuita, salvo a exhibiciones puntuales, en las que pueden cobrar entrada. 

¿Recomendamos visitar el Upper East Side de Nueva York?

¡Sí, por supuesto! Aunque cabe destacar que no es un barrio en el que vayamos a callejear a menudo, sino que cuando lo visitamos, solemos ir con una ruta preestablecida. Es decir, o vamos a visitar un museo de los múltiples del Upper East Side, o a comer algo en alguno de sus restaurantes/bares, o a subir al teleférico que lleva a Roosevelt Island…

Si lo vuestro son los museos, mirad bien los horarios de estos para poder amortizar al máximo el día o visitar varios durante la misma jornada, y no contéis que uno de ellos sea el MET, porque este es tan inmenso que aunque puede llevar toda una vida recorrerlo completo, al menos, un día invertiréis en él. 

Bueno Molaviajer@s, esperamos que este post con la ruta andando por el Upper East Side os haya gustado. Ya sabéis que cualquier duda, estamos aquí para ayudaros, así que podéis escribirnos a través del formulario de contacto y os responderemos a la mayor brevedad posible.