Ruta por Tribeca en Nueva York

¿Qué tal, Molaviajer@s? ¿Preparando vuestro futuro viaje a Nueva York? Tanto si es así, como si simplemente queréis dar un paseo virtual por la Gran Manzana, hoy os traemos una ruta andando por Tribeca. ¿Nos acompañáis?

¿Dónde está Tribeca?

Tribeca es un encantador barrio de Nueva York, cuyo nombre responde al acrónimo de: “triangle below Canal St”. Pero esto es una verdad un poco a medias, ya que el barrio sí se encuentra bajo Canal St pero no tiene forma de triángulo. 

Tribeca fue uno de los barrios más afectados tras los atentados del 11S. Su recuperación costó un poco y entre otros, fue gracias a Robert de Niro, que impulsó al barrio con el Festival de Cine de Tribeca (en marcha desde 2002) y algún que otro restaurante. A estos, se sumaron varios locales, tiendas chulas y un ambiente tranquilo , así que una ruta por Tribeca es ok pero quizá no para vuestra primera o segunda visita a Nueva York, creemos que hay sitios más guapos para descubrir antes en la ciudad.

Se rumorea que además de Robert de Niro, otras celebrities viven en el barrio, así que llevad los ojos bien abiertos, no sea que os topéis con alguna.

¿Cómo llegar a Tribeca?

Si estáis caminando por los alrededores, y os pilla cerca, nuestro consejo es que vayáis andando. Es la mejor manera de conocer una ciudad, perderse por sus calles. 

Si estáis cansados o lejos del barrio, el metro es nuestra alternativa favorita. En Tribeca hay varias estaciones: Canal St, Franklin St, Chambers St, Parl Place o incluso City Hall Station os dejan bien situados, aunque si podéis elegir, para hacer esta ruta andando por Tribeca os recomendamos la estación de Canal St y su salida a la 6th Ave, justo al norte de Tribeca Park.

Mapa de la ruta andando por Tribeca 

Para que no os perdáis ni un detalle de esta ruta andando por Tribeca, os dejamos un mapa detallado con todo lo que os contamos a continuación. Con él, esperamos que perderse por el barrio sea una opción personal. 

Ruta andando por Tribeca

Nada más salir del metro, en Canal st station, en la intersección de la 6th ave con West Broadway, veréis un enorme edificio marrón frente a vosotros. Se encuentra justo detrás del Roxy Hotel, y se sitúa en el número 32 de la 6th Ave. Antaño fue conocido como el AT&T Long Lines Building. En él, hasta 5000 operadores trabajando en su interior conectaban líneas para que las llamadas de larga distancia pudieran llevarse a cabo. 

Casi sin moveros del sitio, veréis al fondo dos rascacielos mucho más modernos. Uno de ellos es el One World Trade Center, que queda en el distrito financiero. Lo visitamos en nuestra ruta andando por downtown Manhattan.

El otro, un poco más cercano, es el 56 Leonard. Está formado por 57 plantas destinadas a albergar viviendas (nada económicas por cierto) y lo curioso es cómo se disponen. Parece que más que seguir un proyecto de arquitectura, se dispongan al azar, como un juego de Jenga. Fijaos si es así que este es el apodo familiar del edificio: Jenga

Muy cerquita de aquí y en uno de los puntos principales de esta ruta por Tribeca, podemos ver el cuartel de bomberos que se hizo famoso tras la película de Cazafantasmas. En Google Maps lo podéis situar como FDNY Ladder 8, pero los dibujos pintados en la acera hacen que sea inconfundible. A pesar de que a nosotros esta parada no nos llama mucho la atención, nos encontramos a alguna Molaviajera que otra por allí y a ella le encantó.

Si os molan los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado neoyorquino, mirad también la comisaría que queda al lado, en Varick con Ericsson. ¡No me digáis que no tiene una puerta chula! 

Tribeca: restaurantes y una mirada al pasado

De paso que caminábamos por Ericsson, decidimos llegar hasta el cruce de Beach con Hudson para ver esta esquina tan molona. Seguro que esta manera de nombrar las calles no podría hacerse en la mitad de los edificios actuales de Manhattan, pero la verdad es que ¡mola mucho!

Ahora es el momento de comer si habéis venido con hambre (y con dinero), ya que se vienen varios restaurantes, algunos de ellos con estrella, pero no Michelin, sino de cine. 

El primero de ellos es el Bubby’s, lugar ideal para brunch y unas buenas tortitas. Muy cerca de aquí, la manzana entre Hudson, Greenwich, Franklin y Moore, tiene un claro protagonista, Robert de Niro. El impresionante actor, tiene aquí dos restaurantes: Locanda Verde y Tribeca Grill. Una vez nos comentaron que el actor andaba a vueltas con sus empleados por no hacerles llegar las propinas de los clientes, esperamos que sea un bulo… Y, hablando de propinas, ¿Ya sabéis cuánta es la propina que hay que dejar en los restaurantes de Nueva York para no quedar fatal? 

Además de estos restaurantes, el halo de Robert de Niro se nota en el ambiente, ya que junto a la productora Jane Rosenthal pusieron en marcha el Tribeca Film Center. Se encuentra entre ambos restaurantes y es un lugar íntimamente relacionado con la creación y producción de cine. Es más, ¿Sabíais de la existencia del Festival de Cine de Tribeca? Es un evento anual, que fue impulsado por Robert de Niro tras los atentados del 11S en Nueva York, con el objetivo de impulsar esta zona de Manhattan, ya que había quedado muy deprimida. Reúne a amantes del cine, creadores y artistas en general de este tipo de industria en torno a un tipo de cine independiente, documentales, etc. 

Si os habéis encontrado con el afamado actor y no os ha dado un patatús de la emoción, os proponemos que continuéis caminando hacia el sur. Nuestro siguiente punto son 9 casitas preciosas de ladrillo, de estilo federal americano, y de las que se dice que que fueron construidas en 1828 en Washington St. El caso es que años más tarde fueron trasladadas a Harrison St y restauradas para servir de viviendas particulares en vez de almacenes, tal y como se utilizaban en el pasado. Particularmente, nos recordaron mucho al estilo de casas que vimos en nuestra visita a Philadelphia. 

Fotos chulas y más puntos interesantes de Tribeca 

Llegamos a Staple Street. Mirad el precioso puente que se sitúa entre los dos edificios de la calle Staple. Ojalá cuando lo visitéis ¡no esté en obras en su parte trasera! Le quita encanto a la foto.

En el número 6 de Harrison St, podéis admirar el edificio de 1886 en el que se encontraba la “Mercantile Exchange” de Nueva York y justo en la esquina de en frente, veréis el Puffy’s Tavern: un lugar donde tomar una cerveza o un sándwich italiano, pero no un lugar cualquiera, sino que su historia se remonta a la época de la Ley Seca. Aun con toda esa historia a la espalda, a día de hoy, el Puffy’s Tavern sigue en pie. 

Si continuáis al sur por Hudson St, dejaréis a vuestra izquierda el número 60. Una mole de edificio sobre el que recae el peso de muchas de las comunicaciones en la ciudad. Lo llaman el “internet building” y en el pasado fue sede de Western Union.

Un poquito más adelante os encontraréis con un pequeño parque que no es el más espectacular de la ciudad precisamente, pero que tiene su pedacito de historia. Se llama Duane Park y ¿sabíais que fue el primer trozo de tierra comprado explícitamente por la ciudad de NY para ser un parque? Tuvo dueños holandeses, fue confiscado por el duque de York, quien lo donó a la Trinity Church y finalmente, la ciudad se hizo con el control de ese trozo de terreno por 5 dólares en 1795.

Si tenéis necesidad de un parque algo más grande, en nada encontraréis el Washington Market Park. Antaño, aquí se situaba el mercado de comida más grande de la ciudad, y no solo eso, pasó a la historia por recibir el primer puesto de árboles de Navidad de la ciudad en 1851. Debido al desmesurado crecimiento de la ciudad entre otras cosas, este mercado se mudó al Bronx en 1960 y dejó esta ubicación. Tiene una zona molona para ir con peques y muy cerca tenéis una pequeña pista de tenis justo antes de llegar a uno de los sitios más curiosos a la vez que útiles del barrio, el puente de Tribeca, que une esta zona con la de Battery Park City.

Almuerzo en Tribeca y tiendas con encanto

No llegamos a cruzar el puente, sino que lo vimos desde abajo para poder continuar con esta ruta andando por Tribeca. Aprovechando que teníamos un poco de hambre, fuimos a tomar un bagel a Zucker’s. Nos habían hablado bien del local y la verdad es que está rico, pero tampoco lo consideramos el mejor de Manhattan. 

Justo después del aperitivo, fuimos a una tienda molona que descubrí gracias a un post de Instagram de @ming_Songs. La tienda mola mucho, pero tiene los precios un poco altos, eso sí. Es Philip Williams Posters y vende posters chulísimos de todos los tiempos. Imaginaos, tiene tantos que la mejor manera de buscarlos es en un ordenador que tienen ahí, en el que introduces los términos de búsqueda y te salen los posters disponibles. Luego, al elegirlo, el dueño te lo trae a tamaño real. Además de estos posters, la tienda también vende imanes con diseños más molones que los que encontraréis por otras tiendas (también un poco caros). 

Ahora os contamos una anécdota de friki de Nueva York… Ni siquiera os recomendamos que vayáis puesto que no queda nada de ella. ¿Sabéis de las tiendas Duane Reade que podéis encontrar en Nueva York? Pues hoy es una cadena, pero la primera tienda de este tipo, se encontraba en Broadway, entre las calles Duane y Reade, más o menos por aquí. Lógico, ¿no?

Dejando al margen este dato curioso, volvemos al norte por West Broadway, donde pasamos por Baloon Saloon, una tienda en la que no solo venden globos, sino también cosas curiosas, libros, artículos de broma, alguno de papelería… Seguro que tienen algo friki que traer de recuerdo a un buen amigo.  

Si lo que os apetece es tomar algo, justo al lado hay un sitio pequeñito, el Tiny’s & The Bar Upstairs, en la parte de arriba de una casita encantadora. Y muy cerquita, en la siguiente esquina, está The Odeon, un restaurante tipo bistro que todavía no hemos podido probar, pero promete bastante. Eso sí, si buscáis tomar algo en un sitio muy de ruta 66, entonces tenéis que ir al Square Diner. Tened en cuenta si queréis tomar algo en cualquiera de ellos, que estos restaurantes no llevan el horario español, así que será mejor que antes de acudir, os aseguréis del horario en sus webs oficiales. 

Extra de la ruta por Tribeca

Si las piernas todavía aguantan, quizá os apetezca ir a la parte este de Tribeca. Podéis pasar por White St para ver la sinagoga de Tribeca, que a pesar de que la vimos en obras, tiene una forma de lo más peculiar. 

Nada tiene que ver con lo anterior, pero si sois unos frikis de YouTube como yo, puede que conozcáis a Casey Neistat. Muy cerquita de este punto, se encuentran sus oficinas. No niego que pasé por la puerta con la ilusión de verlo salir de allí, pero no tuve suerte… Si lo veis, ¿le daréis recuerdos de mi parte?

Solo si vais a Nueva York durante el buen tiempo, apuntaos la siguiente parada, el Mmuseumm. Es un mini museo, ubicado en el interior de lo que fue una cabina de ascensor. Curioso donde los haya, no se paga entrada, igual porque no cabe ni la taquilla. Las exhibiciones pueden ir variando, y quizá no sea un museo que visitar a propósito, pero si os pilla de camino en vuestro paseo por Tribeca, puede ser curioso. Nosotros lo pillamos cerrado.

¿Recomendamos dar un paseo por Tribeca?

Cuando viajas a Nueva York por primera vez, hay una serie de barrios que son imprescindibles: Midtown, Greenwich, toda la zona del Downtown… Otros, como Lower East Side o el East Village, son los que se suelen quedar para un “iremos si sobra tiempo”. Bueno, pues Tribeca se encuentra a mitad de camino entre ambos. Es un barrio que no iríamos en nuestra primera visita a NY.

Bueno Molaviajer@s, esperamos que esta ruta andando por Tribeca en Nueva York os haya gustado. Ya sabéis donde encontrarnos si tenéis alguna duda viajera, ¿no? En Molaviajar . com ¡¡Cuidaos y tened buena semana!!