fbpx

Qué ver en Bath: los lugares que no debes dejar de visitar

QUE VER EN BATH

¡Hola Molaviajer@s! Seguimos viajando por los alrededores de Londres, y hoy os queremos llevar al oeste de la capital británica. En este post aglutinamos los mejores lugares que ver en Bath para aprovechar bien el día. Y si además vais con tiempo suficiente, os damos las claves para visitar lugares como Bristol, el Castillo de Windsor o el Stonehenge ya que se encuentran muy cercanos a Bath. ¿Empezamos?

Cómo llegar a Bath desde Londres

Nosotros utilizamos a nuestro aliado favorito para calcular el trayecto desde Londres a Bath. Efectivamente, Google Maps o Mapas son buenas aplicaciones para ello ya que te dan el tráfico actualizado al instante, y la mejor combinación para llegar a destino desde tu ubicación original.

De todas maneras, los dos medios de transporte más utilizados para ir desde Londres a Bath son el tren y el autobús. Además de en las aplicaciones anteriores, yo busqué horarios, precios y duración de los trayectos en la web de TrainLine, y en la de National Express, esta última para autobuses.

Para que os hagáis una idea, ir en tren desde Londres a Bath puede suponeros algo menos de una hora y media y costaros alrededor de 30€. Sin embargo, el mismo trayecto realizado en autobús os llevará unas 3 horas (o un poquito más) pero podréis rebajar el precio a los 10€. Yo lo compré directamente en la estación y como vereis me salió 33 libras…mucho dinero la verdad, verlo con antelación!

La otra opción para ver Bath desde Londres es realizar una excursión organizada. Muchas combinan Bath con otros puntos cercanos y pueden ser una muy buena alternativa si queréis ver varios en un mismo día. Yo hice esto mismo por mi cuenta y tienes que organizarte el transporte, los traslados… Se puede hacer pero no es lo más cómodo, así que podéis mirar alternativas como las que os dejamos al final del post

Mapa detallado con la ruta por los lugares que ver en Bath

No queremos que os dejéis ningún punto importante que ver en Bath, así que os hemos preparado una ruta por Bath con lo principal y ordenado: desde las tiendas a las termas romanas. Así, cuando salgáis de la estación, no tendréis dudas sobre dónde ir. 

Ruta por los puntos más interesantes que ver en Bath

Bienvenidos a la maravillosa ciudad de Bath reconocida como patrimonio de la humanidad, y es que no es para menos. Paseando por ella tendréis a mano las comodidades del S XXI, pero enmarcadas en un estilo más propio de otras épocas. Termas Romanas, arquitectura georgiana… Esto es una pequeña muestra de lo que ver en Bath durante vuestra visita a la misma.

Las Termas Romanas, la Abadía de Bath y el casco antiguo de la ciudad

Nada más salir de la estación, tanto de trenes como de autobuses, si ponéis rumbo al norte de Bath pasaréis por una zona muy coqueta de tiendas, muy agradable de visitar. 

En pocos pasos más llegaréis al casco antiguo de la ciudad. En esta zona se encuentra, por ejemplo Abbey Green o el Sally Lunn’s, un lugar en el que comer algo rodeados de historia. El lugar lleva en pie desde 1482, pero es conocido por los bollos que hacía la joven Solange Luyon, más conocida como Sally Lunn, cuando huyó de Francia y se refugió en Bath por 1680. Estos están inspirados en los brioches franceses pero tienen el particular toque de Sally, por eso cuenta la historia que los buns que encontraréis aquí son diferentes a los que podéis probar en el resto de Bath. 

Tras una vuelta por el casco antiguo, toca visitar las Termas Romanas. Nos remontamos 2000 años atrás para visitar los baños de los que disfrutaban los romanos que por aquel entonces, vivían en Bath. Además del entorno que lo rodea, que es magnífico, algo que caracteriza a estas termas es que todavía fluye por ellas agua de manantial, nada común en las termas romanas que quedan en pie en el mundo. 

La entrada a las Termas Romanas cuesta 20£ los fines de semana y 17,5£ entre semana. En este precio se incluye una audioguía disponible en 12 idiomas, español incluido, que podéis ir escuchando mientras realizáis la visita a la parte interior del museo de las Termas Romanas y, por supuesto, a la zona exterior donde se aprecia el lugar en el que se llevaban a cabo estos baños. Hay audioguías especiales para hacer la visita más amena a los peques de la casa, aunque solo está disponible de momento en inglés, francés y alemán. Las Termas abren todos los días, en principio de 9:30 a 17:30 y los fines de semana, entre las 9:00 y las 18:00. Pero no dejéis la vista a última hora ya que cierran como una hora antes de su hora de cierre. 

Por supuesto, estas termas “se miran pero no se tocan”, así que si os han dejado con ganas de daros un baño, podéis ir a las de Thermae Bath Spa que os dejamos marcadas en el mapa (aunque os recomendamos que lo dejéis para el final del día, después de visitar todos los puntos que ver en Bath).

Tras las termas, os queda al lado la Abadía de Bath, que os recomendamos visitar. Es la tercera iglesia que se levanta en este lugar. Primero fue el Monasterio de San Pedro en el 758, después, vino una abadía sajona a finales del S XI y, finalmente, llegó la Abadía de Bath en 1499. 

Para verla por dentro tenéis dos opciones: hacer la visita a vuestro aire y de manera gratuita o bien un tour por su interior. Esta última opción cuesta unas 10£ y dura más o menos una hora, pero te lleva a la parte superior de la Abadía o incluso a descubrir el interior del reloj de la misma. Yo lo hice y me encantó, es toda una experiencia. Si es vuestra opción elegida, debéis acudir al mostrador de la abadía, donde os informarán de cuándo sale el siguiente tour, ya que se realizan varios en el día.  

Si la visitáis por libre, no os perdáis detalles curiosos como los ángeles tallados alrededor de la abadía que suben las escaleras, la vidriera en la que se ve cómo coronan al rey Edgar en 973 como primer rey de Inglaterra, o incluso los 4000 tubos que componen el órgano de la misma. Y el techo tiene una bóveda en abanico que no podemos evitar que nos recuerde a la que vimos en el King’s College de Cambridge.

La abadía de Bath suele estar abierta todos los días al menos hasta las 17:30 de la tarde, pero al estar en activo, puede modificar su horario debido a la realización de eventos especiales. Por este motivo, os recomendamos visitar su web antes de acudir. Os dejamos unas vistas desde arriba de la torre.

Guildhall Market, Victoria Art Gallery y el Puente Pulteney

Otro de los puntos que ver en Bath es el Guildhall market, que se trata del mercado más antiguo de la ciudad y en el que podréis encontrar puestos de todo tipo: comida, accesorios, textiles, una barbería… Todo dentro de un edificio precioso y situado muy cerca del siguiente punto de la ruta que os proponemos por Bath, que se trata de la galería de arte Victoria, el museo de arte de Bath.

Victoria Art Gallery se ubica en un edificio diseñado en 1897 por John McKean Brydon en cuyo exterior se puede ver una estatua de la reina Victoria, y es que esta galería fue nombrada para celebrar los sesenta años de la reina Victoria en el trono. En su interior encontraréis una colección de más de 1500 objetos entre los que destacan una exhibición de pinturas al óleo británicas desde el siglo XVII hasta la actualidad.

Y junto a esta galería de arte se encuentra uno de los puntos que ver en Bath más importantes del día, el puente Pulteney, uno de los pocos puentes habitados que hay en el mundo y que, inevitablemente nos recuerda al Puente Vecchio de Florencia. 

Fue construido por Robert Adam en 1769, y a pesar de que su presupuesto inicial fue de 1.000£, este acabó costando 10.000£, que si lo “traducimos” al coste actual, sería una millonada. El puente pasa sobre el río Avon y es una de las imágenes típicas de Bath. En el propio puente encontraréis cafeterías, restaurantes y alguna que otra tienda. Otra de las fotos que nos deja el Pulteney Bridge es la de la pequeña esclusa del río Avon, que aporta a los alrededores un característico sonido.  

Continuando nuestro paseo por Bath y dirigiéndonos al norte de la ciudad, pasaréis por la puerta del Theatre Royal de Bath, un edificio del año 1805 y, que hoy en día sigue en funcionamiento y a todo gas. A pesar de que pararse a admirar una obra de teatro a mitad de ruta por Bath puede que no sea lo más apropiado, podéis echar un vistazo a su web oficial por si os interesa asistir a una de sus representaciones tras haber visto todos los lugares interesantes que ver en Bath.

Desde el Jane Austen Centre hasta Royal Crescent

Además, en pocos pasos más llegaréis al Jane Austen Centre, un lugar que se puede visitar y en el que se rinde homenaje a la escritora, muy ligada a la ciudad de Bath por haber vivido allí durante algunos de sus años de juventud. Entro otras, Jane Austen pasó a la historia por escribir obras como “Orgullo y Prejuicio”, â€œSentido y sensibilidad” o “Emma”, que han sido llevadas a la gran pantalla. 

La entrada para adultos cuesta 12,5£ y suele estar abierto desde las 10:00. La última entrada suele ser a las 15:20 todos los días menos los sábados, que se alarga a las 16:20. No obstante, lo mejor siempre es consultar su web oficial por si hay algún cambio. ¡Ah! Y si la temática del lugar os gusta, no olvidéis ir a tomar el té a The Regency, marcado también en la ruta de lugares que ver en Bath que os hemos dejado más arriba. Aquí podéis ver precios del mismo y hacer reservas. 

The Circus es otro de los lugares más bonitos de Bath. Se trata de una gran rotonda  rodeada de 30 casas de estilo georgiano. El conjunto fue diseñado en 1754 por John Wood the Elder aunque tras fallecer este, tuvo que ser completado por su hijo. Mención especial merecen los impresionantes árboles situados en el centro de The Circus, que son de alrededor de 1810, y que sirvieron para reemplazar un pozo que se hallaba originalmente en este lugar.

Muy cerquita de aquí se sitúan las Assembly Rooms, un ejemplo de edificio georgiano de la época. Estas abrieron sus puertas en 1771 y fueron diseñadas por el hijo de John Wood, de quien hablábamos al visitar The Circus. En su época se construyeron para albergar el entretenimiento del siglo XVIII ya que aquí se realizaban bailes, se tomaba el té, se jugaba a las cartas… Todo esto a lo largo de cuatro salas: la de baile, la de té, la sala octágono y la sala de cartas. Lo mejor es que se puede visitar su interior y además, de manera gratuita. 

En el mismo edificio se sitúa el Fashion Museum, un recorrido por la historia de la moda desde el S XVII y hasta nuestros días. Eso sí, tened en cuenta que para visitar este museo, hay que pagar una entrada de 10£ y que ambos lugares cumplen el mismo horario de visita salvo eventos especiales. Los lunes están cerrados y el resto de semana abren de 10:00 a 17:00.

Para ir terminando la visita a los lugares que ver en Bath que más nos gustaron, os invitamos a llegar hasta la zona de Royal Crescent, visitando, si podéis, el nº1 Royal Crescent. Abierto de martes a domingo, y entre las 10:00 y las 17:30,  en su interior retrocederéis en el tiempo hasta el período de 1776-1796, ya que el interior de esta casa georgiana está decorado con el estilo de la época y rodeado de una experiencia inmersiva que casi te hace sentir uno más de la familia. El coste de la entrada es de 11£ y a la salida, podéis pasear por la zona de Royal Crescent si os apetece seguir admirando la arquitectura de la época. 

Más puntos que ver en Bath si pasáis varios días en la ciudad

Como estáis viendo a lo largo del post, Bath es una ciudad muy coqueta, fácil de visitar y muy bonita. Los puntos que os hemos dejado en la ruta de arriba son los que consideramos imprescindibles que ver en Bath, pero lo bueno es que si pasáis allí más días, Bath tiene mucho más que ofrecer.

En lo que se refiere a zonas verdes y parques, por ejemplo podéis visitar el Royal Victoria Park, inaugurado en 1830 por la entonces princesa Victoria o los Sydney Gardens, diseñados en la década de 1790. Aunque sobre ellos destaca Prior Park, una enorme extensión de zona verde algo apartada de Bath, con buenas vistas de la ciudad y más pensado para pasar un día de relax en la naturaleza. Entrar a este parque cuesta 8£ con la entrada estándar.  

Si os gusta realizar turismo de museos, hay otros dos que ver en Bath si os gusta su temática. Uno de ellos es el Museum of Bath at Work, relacionado con cómo se ha ido desarrollando el trabajo en los alrededores desde hace más de 2000 años y hasta nuestros días. Por otro lado se encuentra el Holburne Museum, que alberga la colección de Sir William Holburne, quien se hizo con esculturas de bronce, objetos de plata, porcelana y pinturas diversas a lo largo de su vida.

Vídeo con la ruta de Bath (y Windsor de regalo)

¿Qué tal si me acompañáis a recorrer el Castillo de Windsor y todos los puntos que ver en Bath en vídeo?

El increíble Castillo Windsor a 40 min de Londres y ruta por Bath. Guía London Molaviajar

Dónde dormir en Bath

Como Bath se encuentra cerca de lugares como Stonhenge, Bristol, Salisbury o el castillo de Windsor, una manera de poder montar el viaje un poco a tu aire es haciendo noche en la ciudad. En ese caso, nosotros optaríamos por hacerlo cerca del centro histórico, donde hay más ambiente. Os dejamos a continuación el buscador que solemos utilizar nosotros para buscar alojamiento en Bath o en cualquier otra parte del mundo.  

Excursiones desde Bath que merecen la pena

Tal y como os comentábamos en el apartado anterior, Bath puede ser un buen centro de operaciones desde el que visitar lugares cercanos como el Stonhenge, el castillo de Windsor, Salisbury o Bristol. 

Os estamos preparando posts de todos estos lugares, pero mientras llegan, debéis saber que para visitar cualquiera de ellos, tenéis dos opciones. La primera es montar el viaje por vuestra cuenta: sacar transporte y entradas. En este caso podéis echar un vistazo a la web de transporte de TrainLine que os dejábamos más arriba y cercioraros antes de acudir, de que tenéis disponibilidad de entradas. 

La otra opción es realizar una excursión organizada. Lo bueno que tienen estas es que no te ves en la preparación de nada de esto, así que si buscáis la comodidad, es una gran tentación. Muchas de ellas se realizan en español, salen desde Londres y vuelven en el día y conjugan los titulares más sabrosos de cada lugar. Os dejamos varios ejemplos de excursiones organizadas a Bath y alrededores desde Londres, ya que cada uno, tiene un atractivo diferente. 

¿Recomendamos visitar Bath?

Por supuesto. Lo cierto es que la ciudad nos sorprendió mucho y para bien. Es encantadora, muy coqueta, dan ganas de pasar allí un fin de semana al menos para poder disfrutar de sus calles como se merece. Hay mucho que ver en Bath y esto la convierte en una de nuestras visitas top que hacer desde Londres. 

Bueno Molaviajer@s, esperamos que este post aglutinando todos los lugares bonitos que ver en Bath os haya gustado y ayudado a preparar vuestra visita allí. Si os ha quedado cualquier duda, escribidnos y os echamos una mano a través del formulario de contacto. Ya sabéis que estamos encantados de ayudaros con vuestros viajes y de manera gratuita. 

¿Quieres organizar un viaje a Londres?
  • Encuentra el mejor vuelo a Londres aquí
  • Cómo buscar hotel en Londres a buen precio aquí
  • El mejor seguro de viaje para Londres con un 5% descuento aquí
  • Cambios Euros-Libras para viajar a Londres aquí
  • Reserva los mejores tours y excursiones para Londres en Español aquí
  • Entradas de musicales y eventos deportivos con 10€ de descuento (código MOLAVIAJAR10) aquí
  • Tarjetas para no pagar comisiones al pagar en Londres aquí
  • Tarjeta SIM para tener internet y llamadas en Londres aquí
  • Tarjeta turística para ahorrar dinero y tiempo en Londres aquí
ebook-londres

Ebook gratis – Cómo organizar un viaje a Londres

boton-ver-ebook

Ebook gratis – Organiza tu viaje a Londres

boton-ver-ebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.